PLANTA COCA COLA - MEMORIA DEL PAISAJISMO

 

Ubicación: Machachi, ECUADOR

ARQUITECTURA DEL PAISAJE: ARCHITEKTEN

COLABORACIÓN: ANA RICHIARDI

VISUALIZACIÓN: SQUAREBOX

 

La postura del proyecto de Paisajismo para la nueva planta de Coca Cola en Machachi parte de regenerar ecológicamente el lugar, potenciar el uso de Áreas Verdes exteriores y su integración a la composición arquitectónica de la propuesta. Es un proyecto considerado a diferentes escalas.

A Nivel de Masterplan, la mayor operación en el sitio es la restauración de la masa arbórea mediante la plantación sistemática de árboles principalmente nativoso introducidos del Cantón Mejía, como el yagual, tanto en los bordes del proyecto como en las zonas que presentan hitos. 

El proyecto del paisajismo se divide en diferentes zonas,cada unacon cualidades espaciales diferentes, diversidad de densidades de vegetación y espacios abiertos para ofrecerdiversidad programática de actividades tanto a empleados como a visitantes de la planta. Las diferentes zonas presentan cohesión mediante el uso consistente de una paleta de vegetación planificada, y el uso de bosquetes para la confirmación de espacios exteriores.

Conceptualmente, se plantean hitos referenciales dentro del proyecto como un espejo de agua, un anfiteatro, parcelas ornamentales y varias zonas de encuentro.

A Nivel Arquitectónico, el anfiteatro funciona como un punto de reunión y congregación, dispuesto espacialmente con una serie de taludes naturales de tierra y césped. Los asientos están diseñados para que sean más amigables para las personas que los van a utilizar. El espejo de agua, propuesto con un sistema constructivo simple y económico, responde a la necesidad de situar al agua como elemento protagónico, recreativo y ecológico.

En lugares estratégicos se han propuesto zonas de encuentro, áreas abiertas dispuestas con mobiliario multipropósito para que tanto empleados como visitantes, puedan reunirse, comer, o simplemente relajarse.

En cuanto a la composición vegetal, se plantean:

Dos zonas con parcelas ornamentales, alrededor del anfiteatro, diseñadas como un mosaico o grilla geométrica con plantas herbáceas y arbustivas nativas de varias densidades y alturas, como el sigse o el laurel de cera, ofreciendo un paseo dinámico a través de esta grilla. El uso de plantas nativas de la región garantiza su crecimiento y bajo mantenimiento.

Zonas dispersas de arborización sistemática con bosquetes de monocultivo de especies nativas, como el yagual y el quishuar, con el objetivo de brindar un marco espacial para actividades diversas, producir sombra, funcionar a manera de barreras de viento, atraer especies de insectos y aves, y regenerar el suelo erosionado por la alta rotación agrícola del pasado en el sitio. El estrato de árboles propuesto está organizado geométricamente, linealmente o en trama, con el resultado específico de un paisaje diseñado y no naturalizado.

Por otro lado, la iluminación general del proyecto ha sido coordinada con la composición vegetal, tomando en cuenta la disposición de los árboles, y las necesidades de iluminación y seguridad de vías internas, parqueaderos, el circuito peatonal, y los propios edificios de la propuesta arquitectónica.